Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Móvil con permanencia o totalmente libre? Un factor clave

¿Móvil con permanencia o totalmente libre? Un factor clave
Guardar
53 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Junto a la calidad de la cobertura y el tipo de tarifa, las diferentes posibilidades de adquirir un teléfono, son los factores clave a la hora de elegir el operador de telefonía móvil que mejor se adapte a las necesidades de cada uno.

En este último punto, la duda surge a la hora de elegir entre un móvil libre o uno subvencionado por el operador de telefonía teniendo en cuenta que una opción no es mejor ni peor que la otra y que siempre es bueno que exista la posibilidad de elegir por lo que vamos a analizar los pros de cada alternativa.

Aclarar antes que las permanencias por subvención de dispositivos son totalmente legales y forman parte de los grandes esfuerzos económicos que realizan los operadores como arma de doble filo que les sirve para atraer usuarios a cambio de hacerlos más fieles durante un tiempo determinado con un unas ofertas que pueden resultar muy tentadoras. Lo ilegal sería aplicar permanencia sobre la prestación del servicio pero no si va ligada a la subvención de un teléfono.

En caso de duda, posiblemente lo mejor sea elegir con permanencia

Para los que hacen malabares con las cifras para saber qué opción resulta más económica a la larga, solo hay que tener en cuenta el precio que pagaríamos por el terminal más el coste generado por el consumo durante el periodo de una supuesta permanencia. Y para ayudarte en los cálculos, en nuestras comparativas de tarifas hemos indicado las que permiten subvención de dispositivos y cuales no.

Tampoco creo que haya que tener miedo excesivo a las permanencias si la penalización por romper el contrato se ajusta a la realidad del coste del teléfono libre y con ella lo peor que podemos conseguir es atrasar el pago del dispositivo. Factor muy importante al que debemos prestar atención a la hora de firmar del contrato.

En este aspecto, Movistar y Yoigo reducen la penalización de manera proporcional a los meses cumplidos mientras que Vodafone y Orange son menos equilibrados y aplican reducciones en bloques de 6 meses (es decir, pagarás lo mismo si te queda uno o seis meses para terminar la permanencia).

Si los cálculos no terminan de cuadrar, tal vez sea más fácil preguntarse si merece la pena una permanencia como forma de pago un dispositivo a plazos teniendo en cuenta nuestras limitaciones. Además, según los hábitos de cada uno, algunos no querrán o no podrán permitirse tarifas que se alejen del low cost mientras que otros no podrán pagar el desembolso que supone un teléfono libre.

Ventajas y desventajas de adquirir un móvil con permanencia

Ante un mercado cada vez más competitivo, cada día existen más operadores que hacen replantearnos atarse con uno concreto pero si estás bien con el tuyo ¿por qué no hacerlo?

  • Los móviles subvencionados suelen venir serigrafiados, bloqueados para utilizar exclusivamente con un operador concreto y en ocasiones con el software modificado que añade aplicaciones del operador, accesos directos, provocan retrasos en las actualizaciones o incluso pueden restringir algunas funciones.
  • La duración de la permanencia y la posibilidad de renovarla también son importantes. En casi todos los casos se aplican permanencias de 18 meses aunque los netbooks y tablets suelen implicar 24 meses así como las subvenciones con la tarifa del Cuatro de Yoigo y algunos casos concretos de Movistar y Orange.
  • El problema puede ser que 18 meses (24 o incluso más meses) resulte demasiado tiempo para los que les gusta renovar el móvil habitualmente por lo que las operadoras también han pensado en ellos con diferentes alternativas. Movistar y Vodafone permiten renovar permanencia cada 15 y 12 meses respectivamente como máximo (quedando anulada la anterior) y en caso de querer renovar antes, también permiten renovar el móvil con puntos sin permanencia. Orange por el contrario, permite renovar permanencia cuando quiera siempre que se vayan sumando los meses pendientes y Yoigo que permite renovar permanencia si pagas la penalización por la que pudiera quedar pendiente.
  • También empieza a cobrar especial importancia el descuento adicional que los operadores están aplicando durante los primeros meses que puede alcanzar hasta el 50% el primer año y que alterará todos los cálculos de rentabilidad.

Cambios en las condiciones del contrato firmado bajo permanencia

Sin duda el mayor impedimento que debería hacernos replantearnos la firma de una permanencia es la impunidad con la que actúan los operadores al cambiar las condiciones del servicio asociado al dispositivo que firmó la permanencia.

La lógica nos diría que si una de las partes cambia las condiciones, el contrato quedaría anulado pero la experiencia ha demostrado en demasiadas ocasiones que esto no es así. ¿Quién tiene la razón en este caso?

¿La operadora que demanda el importe del dispositivo que ya ha subvencionado a cambio de una permanencia mínima con el operador (el cambio de condiciones si permite cambiar de tarifa sin penalización pero no darse de baja) o el cliente que solo quería permanencia bajo las condiciones a la hora de la firma y ahora quiere darse de baja quedándose con el teléfono subvencionado sin cumplir su parte del contrato?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos