Compartir
Publicidad
Vodafone pone en un aprieto a Movistar, Orange y Yoigo: las otras consecuencias de los datos móviles ilimitados
Mercado

Vodafone pone en un aprieto a Movistar, Orange y Yoigo: las otras consecuencias de los datos móviles ilimitados

Publicidad
Publicidad

Vodafone ha dado un importante paso esta semana anunciando sus nuevas tarifas con gigas ilimitados desde el móvil, que más allá de su efectividad comercial, suponen toda una revolución para el sector con consecuencias que se harán notar en varios frentes.

El "más por más" que los operadores tradicionales han venido aplicando durante años para justificar aumentos de precios a cambio de más gigas en el móvil o más velocidad de fibra tiene fecha de caducidad. Con la llegada de los datos ilimitados, Vodafone ha marcado esta vez el camino a sus competidores y ha establecido en 50 euros el tope a pagar por una tarifa móvil al incluir gigas y minutos ilimitados .

Hasta ahora, la mayoría de OMVs habían establecido una estrategia similar marcando su máximo en torno a los 20 euros, pero ningún operador tradicional había marcado de una manera tan clara un tope para sus marcas premium hasta ahora: barra libre de voz y datos por 50 euros con sólo móvil y 100 euros si combinas con fibra, aunque si hablamos de convergentes, Yoigo aprieta reduciendo el precio a los 80 euros.

Vodafone recupera la iniciativa comercial

Nuevas Tarifas Ilimitables De Vodafone

Yoigo dio el primer paso hace un año y tuvo en bandeja la posibilidad de volver a llevar la iniciativa pero finalmente el operador que ofrece datos ilimitados sin necesidad de contratar fibra, ha sido uno de los operadores tradicionales frente a todo pronóstico, porque se veía como un desincentivo para seguir contratando líneas de fibra en las que estaban invirtiendo.

2018 fue un mal año para Vodafone como consecuencia de la ausencia de fútbol que acrecentó la pérdida de líneas aunque su decaimiento venía arrastrándose más tiempo así que el operador necesitaba un revulsivo, pero ¿cuál?

Con Movistar y Orange fuertes en contenidos televisivos, sobre todo por el fútbol, y amplias redes FTTH ya desplegadas frente a un Vodafone que ha primado la inversión en redes móviles sobre las de redes de fibra, donde se conforma con el cable heredado de ONO, algo de fibra propia y acuerdo con Telefónica para todo lo demás, parece que a Vodafone no le quedaba mucha alternativa.

Así que la "valiente" decisión dada podría deberse más a que Vodafone no tenía otra alternativa donde sentirse fuerte: su red móvil. Tras un periodo dominado por el terremoto que supuso la llegada de Fusión en 2012, hoy la operadora intenta recuperar, sin que se note demasiado, su viejo lema "La vida es móvil, móvil es Vodafone".

Vodafone quiere que sólo haya que preocuparse por la velocidad de la conexión móvil

Según afirmaba Andrés Vicente, director del negocio residencial de Vodafone, lo que les ha motivado se resume en tres hechos: "los clientes lo demandan, el uso de datos móviles se dispara y tenemos la mejor red". Desde Vodafone prevén que el uso medio de los datos se va multiplicar por ocho hasta 2022, aumentando el peso de los juegos o vídeos, y han querido anticiparse para que dejemos de hablar de minutos, gigas e incluso de fibra, para empezar a hablar únicamente de velocidad móvil.

Además, en la nueva oferta, Vodafone no sólo ha introducido los datos móviles ilimitados como novedad sino que también ha aprovechado para hacer limpieza de las velocidades de fibra disponibles, y de paso intentar quitar valor a lo que pueden presumir sus rivales. Y no parece una mala estrategia para los próximos años. Con las velocidades de fibra en una media de 600 Mbps, tiene sentido que haya más demanda de datos móviles que de velocidad de fibra.

La entrada en vigor de la nueva oferta coincide también con la migración de clientes a una nueva plataforma de gestión interna y además se ha simplificado la oferta, eliminando beneficios adicionales o de descuentos en determinados servicios que variaban en función de la tarifa contratada y que también generaban incidencias por lo que Vodafone espera iniciar esta nueva etapa mejorando la satisfacción del cliente. Veremos si lo consigue.

¿Necesitan los usuarios GB ilimitados?

Pero que vaya a haber mayor demanda de datos móviles no significa que las actuales tarifas, muchas de ellas ya por encima de 20 GB, no sean más que suficientes para el usuario medio. Así que en principio no tendría por qué haber un interés extraordinario por los datos ilimitados, sobre todo si tenemos en cuenta que al cambiar, la velocidad puede verse mermada notablemente.

El éxito o no de la apuesta de Vodafone dependerá en un primer momento del número de usuarios que actualmente mantienen contenido el consumo para no quedarse sin datos antes de tiempo. Pero la semilla está echada y no hay duda que Vodafone hará lo posible para que hablemos de la tranquilidad que supone no estar pendiente del consumo de datos.

Además no tiene mucho sentido hablar de qué modelo triunfará. Con la llegada del 5G las tarifas ilimitadas serán más habituales así que es cuestión de cuánto tiempo tardarán en popularizarse los datos ilimitados con condiciones y precios acordes con lo que demanden los usuarios.

De momento, la propuesta de Vodafone es la que es. Aseguran que 2 Mbps de velocidad en el móvil es suficiente para redes sociales, música y vídeo con calidad razonable. Para los que no se conformen, ofrecen dar el salto a 10 Mbps o eliminar la restricción de velocidad, previo paso por caja, claro.

Lo que no gusta de los datos ilimitados de Vodafone

Velocímetro

Algo que evidentemente ha dado de qué hablar son los 2 Mbps de velocidad en 2019. Es cierto que es la velocidad del 3G de 2006, pero sobre tecnología 4G de hoy que hace que la reducción de la latencia haya servido para mejorar la experiencia notablemente. Lo que vimos durante la presentación parecía una conexión decente.

La incoherencia se justificaría por establecer diferentes objetivos para móvil y combinados

Los operadores siempre intentan empujarnos a mejores tarifas pagando un poco más pero en el caso de los datos ilimitados, el poco más se convierte en mucho si hablamos de combinarlo con fibra. La intención parece clara: fomentar la contratación de la ilimitada sin restricciones cuando se trata de sólo móvil, pero si tenemos fibra en casa, nos estarían "animando" a contratar modalidades más limitadas y que probablemente sean más efectivas para mantener la congestión de la red a raya. Aunque el resultado es una desconcertante diferencia de precios.

Si en móvil, la diferencia entre velocidades de 2 Mbps, 10 Mbps y 4G+ supone incrementos de precio de 5 y 4 euros respectivamente, en fibra los incrementos son de 15 y 15 euros. 9 vs 30 euros de diferencia difícilmente justificables, aunque comparando tarifas con sus equivalentes antiguas, los precios siguen en la misma línea.

Parte de la solución podría estar en cambiar a la tarifa sin restricciones de velocidad sólo en momentos puntuales de mayor uso fuera de casa, como las vacaciones

Si Vodafone tuviera un gran éxito en el corto plazo, probablemente tendría un problema. Como decíamos, el aumento de frecuencias disponibles y la mayor eficiencia de las redes 5G facilitará que en el futuro estas tarifas sean una realidad pero hablando de las redes 4G actuales, hay que tomarlo con cautela.

No hay dudas que Vodafone habrá hecho las oportunas estimaciones y por otro lado cuenta con la "ventaja" de tener la red de la que cuelga un menor número de usuarios así que partiría con cierta ventaja para evitar las temidas saturaciones de red. Pero las vacaciones suelen ser momentos difíciles para todos en zonas turísticas y habrá que ver si están a la altura hasta que el 5G llegue.

Operadores rivales partirían con desventaja en su respuesta

Comparativa Fibra Movil Television

Con respecto a qué podrían hacer los competidores de Vodafone, quizás Yoigo fuera el más indicado para esperar alguna respuesta en las tarifas de sólo móvil pero al depender de redes de terceros, no parte con las mismas facilidades. Movistar y Orange en cambio tendrían más libertad para poder hacerlo, pero a no ser que la desbandada hacia Vodafone sea preocupante, con sus nuevas ofertas casi recién estrenadas y con hasta 50 GB, tampoco parece que debiera ser una prioridad para ellos, ¿o si?

Orange consiguió hacerse con el segundo puesto de los operadores españoles y se juega mantenerlo. Parte de ese éxito posiblemente fuera porque durante los últimos años, llevó la iniciativa en tarifas de las tres grandes telecos con las tarifas planas de voz y después con más gigas por lo general que sus rivales. Perder esa ventaja podría acabar pasando factura si no reacciona a tiempo.

En cambio, Movistar podría sentirse algo más cómodo con la situación ya que su cobertura de fibra propia es mayor y cuenta con el refuerzo que le supone tener más derechos de televisión en exclusiva así que en principio no estaría tan necesitado de adelantar la llegada de las ilimitadas. Además, tradicionalmente ha sido quien menos gigas suele ofrecer y le ha ido bien en captación de líneas.

En cualquier caso, es de suponer que tanto Movistar como Orange, por contar con la carga del fútbol y por acabarse las excusas para poder seguir subiendo precios si los gigas pierden valor, tendrán menos margen que Vodafone para igualar las condiciones de sus ilimitadas. Y si todo pasa a ser ilimitado, la diferencia la marcará más que nunca, el precio y los contenidos de televisión.

Con Vodafone partiendo con una supuesta ventaja en precio, y con un refuerzo de sus contenidos en series y cine, que tal y como registra la CNMC, despiertan un mayor interés que el fútbol, la operadora podría haber puesto aparentemente a Movistar, Orange y Yoigo en un aprieto. Pero esto no ha hecho nada más que empezar y es de esperar que se sucedan nuevos acontecimientos de aquí a la próxima temporada de fútbol aunque las consecuencias también se reflejarán en el medio plazo. Los resultados de portabilidad indicarán cómo reaccionan los usuarios.

Imagen | David Cosand.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio