Compartir
Publicidad

Cinco móviles que marcaron el año 2010

Cinco móviles que marcaron el año 2010
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos avanzando en nuestro repaso a los móviles que marcaron cada año y ya hemos llegado al 2010, la décima edición de este recopilatorio que comenzó en el año 2000. Además, en esta ocasión llegamos a otro momento clave en la historia de los teléfonos móviles, igual que en 2007 con el nacimiento del iPhone. 2010 fue el principio de la línea S de Samsung que le llevó, años después, a liderar el mercado.

Coincidieron en este año varios modelos míticos que hoy en día seguimos contemplando con añoranza, sobre todo porque sus fabricantes no han vuelto a ser lo que fueron en su momento y porque aún se apostaba por otro tipo de diseño de terminales. Viendo que hoy casi todos apuestan por diseños similares, echar la vista atrás y ver el Xperia X10 o el Nexus One nos hace añorar tiempos mejores.

Samsung Galaxy S

Samsung Galaxy S

Es el año 2010 y en este año toca abrir el recopilatorio con Samsung pues en él nació el primero de una saga que ahora se encuentra en la séptima generación. El primer Samsung Galaxy S data de 2010 y tuvo bastante éxito, aunque la explosión de la familia S de Samsung llegaría con los modelos posteriores, sobre todo con el S2 y el S3, auténticos superventas.

El primer Samsung Galaxy S se planteó como un smartphone con 4 pulgadas de pantalla con una resolución de 480x800, una cifra que ofrecía 233 píxeles por pulgada. Su procesador Hummingbird de 1GHz estaba acompañado por 512MB de RAM y por dos opciones de memoria, 8 y 16GB. 5 megapíxeles para la cámara principal y VGA para la frontal, y Android Eclair 2.1. Ya ha llovido desde entonces.

iPhone 4

Iphone 4

Mientras tanto, Apple continuaba apostando por las 3,5 pulgadas para su iPhone 4, algo que no cambiaría hasta un par de versiones después. El iPhone 4 sería, además, el último en el que la generación coincidió con el nombre pues tras él empezaron a llegar las versiones S intermedias. Siguiendo la política de actualizaciones de Apple, el iPhone 4 llegó hasta iOS 7.1.1.

El iPhone 4, con su procesador Apple A4, tenía 512MB de RAM y llegaba en tres opciones de almacenamiento: 8, 16 y 32GB. Por aquel entonces, la cámara del iPhone era notablemente superior a la de la competencia y el iPhone 4 nos ofrecía 5 megapíxeles aprovechados al máximo por el software incluido en iOS 4.0.

HTC Desire

Htc Desire

Puede decirse que el HTC Desire fue la cumbre de la era dorada de HTC pues desde entonces, y salvo algún modelo concreto como el HTC One M7, los taiwaneses no han logrado estar tan bien posicionados en el mercado en cuanto a críticas y ventas. Tal fue su éxito que el Desire tuvo un hermano mellizo en la familia Nexus, como veremos más adelante.

Este HTC Desire original optó por una pantalla de 3,7 pulgadas con resolución de 480x800, un procesador Snapdragon S1, 512MB y 576MB internos que podíamos ampliar con una microSD. Era el año de Eclair y HTC lo ocultó tras su Sense, como ya ocurría antes y sigue ocurriendo en nuestros días. No fue un flagship pero se trató de un magnífico terminal.

Nexus One

Nexus One

Y como decíamos, el Desire tuvo su espejo en la familia Nexus con este primer Nexus como tal, pese a que ya Google jugueteó con el HTC Dream y el HTC Magic. El Nexus One inauguró una familia que en nuestros días puede estar a punto de recibir nuevas alternativa de HTC y dejó una impronta en diseño, con su cuerpo metálico y sobre todo su trackball, que se perdió con el tiempo.

Cuando comentamos que era un espejo del Desire es porque realmente lo era. 3,7 pulgadas a 480x800, procesador Snapdragon S1, 512MB de RAM, 576MB de memoria interna, microSD y 5 megapíxeles de cámara. El Nexus One aterrizo con Android 2.1 Eclair y llegó a disfrutar de Gingerbread 2.3.4 aunque algunas ROMs lo llevaron más allá, pero perdiendo mucho rendimiento.

Motorola FlipOut

Motorola FlipOut

No fue de los más vendidos del año pero sí un ejemplo de cómo entonces se apostaba por otros diseños distintos, algo que añoramos los que vemos llegar un clon tras otro al mercado. Motorola se armó de valor y fabricó el Motorola FlipOut, un smartphone cuadrado de los que ya hemos visto pocos desde entonces. Sólo por su propuesta de diseño merece figurar en los representantes del año 2010.

El FlipOut cabía en cualquier bolsillo gracias a una pantalla de 2,8 pulgadas y a que el teclado QWERTY se escondía detrás, apareciendo cuando deslizábamos la pantalla. Portó un procesador TI OMAP y 512MB de RAM, además de ofrecer la posibilidad de ampliar la memoria interna con una tarjeta microSD. Y como añadido, también tenía radioFM, ideal para llevarlo a todas partes.

Nuestro repaso año tras año

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio