TV de pago en España: así ha evolucionado en Movistar, Vodafone y Orange desde la llegada del fútbol hace cinco años
Mercado

TV de pago en España: así ha evolucionado en Movistar, Vodafone y Orange desde la llegada del fútbol hace cinco años

La televisión de pago en España cambió radicalmente su rumbo cuando Telefónica compró Canal+, hace ya cinco años. Hecho que convirtió a Movistar+ en el nuevo gigante de la TV de pago, con el 70% de los clientes y el 85% de los ingresos del mercado por aquel entonces. Desde entonces, las cosas han cambiado mucho, ¿o no?.

En la clara apuesta de Telefónica por aportar valor a sus tarifas Fusión con contenidos audiovisuales, la teleco no tardó en adquirir también los derechos para emitir las principales competiciones de fútbol ese mismo año, haciendo que Vodafone y Orange acabaran optando por elegir al deporte rey entre los contenidos premium que Movistar está obligado a ofrecer en oferta mayorista.

Vodafone, quien mejor tendencia marca en crecimiento de usuarios con televisión

La temporada de fútbol 2015/16 fue la primera en la que Movistar, Vodafone y Orange entraron en la guerra por el fútbol, con precios que lo ofertaban por 25, 6 y 10 euros respectivamente, y eso que Movistar no incluyó Champions hasta febrero de 2016. Un año después, el precio por se mantuvo en Movistar y Vodafone, mientras que Orange subió la presión ofreciéndolo por 5 euros.

Para la temporada 2017/18, los precios para ver el fútbol empezaron a promocionarse con menor agresividad y se anunció por 11 euros en Orange y por 20 euros con Vodafone. Por aquel entonces, Movistar había creado tarifas Fusión específicas con fútbol y el precio del paquete total alcanzó los 120 euros.

Durante estas primeras tres temporadas de los operadores emitiendo todo el fútbol, los dos primeros años fueron Vodafone y Orange quienes más se beneficiaron de la pérdida de 287.000 líneas de Movistar. En el mismo periodo, Vodafone crecía en 428.000 líneas y Orange 305.000 líneas. El tercer año, Movistar aumentó 190.000 líneas y Orange sumó 329.000 líneas, pero Vodafone perdió un total de 5.000 líneas.

Evolucion Numero De Usuarios Con Television De Pago

Llegada la temporada 2018/19, Vodafone dio su primer gran paso para desvincularse del fútbol y este año sólo ofrecería LaLiga (sin el Partidazo). Esto provocó que Vodafone perdiera unos 70.000 clientes de televisión entre el segundo y tercer trimestre de 2018, mientras que Movistar y Orange crecieron en 92.000 y 53.000 usuarios respectivamente.

Con Vodafone apartado del fútbol por completo desde en tercer trimestre de 2019, el operador ha conseguido mejorar sus resultados, aumentando desde entonces 169.000 líneas, mientras que Orange ha sumado 2.500 y Movistar ha perdido 54.000.

En cinco años, Movistar ha aumentado el número de usuarios con televisión de pago un 6,12%, Vodafone un 79,9% y Orange un 312%

Tras el bajón de usuarios sufrido por Vodafone al decir adiós al fútbol, ahora presenta la tendencia más positiva, mientras Movistar y Orange parecen haber tocado techo hace dos años y desde entonces se mantienen planos o con una ligera caída.

Movistar ingresa diez veces más que sus rivales, pero es quien más recorta su ganancia el último año

Evolucion Ingresos Por Television De Pago 1

Para hacernos una idea más global del estado de salud de las televisiones de pago de los operadores, además de en el número de líneas totales, también hemos querido prestar atención a la evolución de ingresos que han aportado estos usuarios a las cuentas de cada operador.

En este caso, las líneas de tendencia entre ambas gráficas y los porcentajes de crecimiento no se corresponden, por lo que pese al estancamiento en líneas captadas por Movistar y Orange, sus ingresos están descendiendo con mayor intensidad, sobre todo en el último año. En cambio, pese al claro crecimiento de usuarios de Vodafone, esto no se ha trasladado tan claramente al apartado de los ingresos.

En cinco años, Movistar ha aumentado el volumen de ingresos por televisión de pago un 5,83%, Vodafone un 2,37% y Orange un 757%

Así que por un lado tenemos que, a más usuarios, no se genera un incremento de ingresos; y por otro lado, con los mismos usuarios, se están reduciendo los ingresos. Indicadores, no parecen alentadores, a no ser que se consiga ampliar el margen de beneficio por usuario. Y eso no parece muy probable que pueda conseguirse si hay que pagar un alto coste por los derechos del fútbol.

Complicada relación de amor odio entre el fútbol y los operadores

Ofertas Con Television En La Vuelta Al Cole

Pese a que la comparativa entre gráficas, estaría indicando que el número de usuarios dispuestos a pagar por ver el fútbol ha tocado techo; que Vodafone parece haber dado con la tecla al convertirse en agregador de cine y series, y que la rentabilidad del fútbol está cuestionada, podría pensarse que la relación de los operadores con el fútbol se agota.

Pero en realidad, Movistar ha vuelto a renovar este verano los derechos para emitir la Champions hasta 2023/2024 (un 15% más baratos) y mantiene los de La Liga hasta 2022. Así que la apuesta sigue siendo clara. Los usuarios dispuestos a pagar por ver el fútbol son una fuente importante de ingresos para los operadores y no les resultará fácil perder esa ventaja competitiva. Y si no, que se lo pregunten a Vodafone.

Que Movistar y Orange dispongan de fútbol en exclusiva tampoco les impide competir allí donde Vodafone saca pecho y más allá. De hecho, lo están haciendo. Movistar es el único operador que cuenta con acceso Disney+ (aunque sea sin integración real) disponible en su plataforma de televisión, cuenta con deportes en exclusiva, y produce contenido propio que emite en #0 y #Vamos. Orange también cuenta con Canal Orange donde emite contenidos exclusivos. El operador no aglutina tantos contenidos como Vodafone, ni cuenta con tanto cine, pero ofrece un modelo híbrido al de sus rivales.

Vodafone sin fútbol, tiene más motivación para llegar a acuerdos exclusivos como el que tiene con HBO o los firmados con Filmin y ACORNTV, que ayuden a diferenciarse de sus rivales, también cuando los usuarios no estén interesados en el fútbol. Después de empezar a recuperarse del efecto del abandono del fútbol, Vodafone se lo pensará mucho la próxima vez, si es que Movistar rebajara las exigencias en algún momento.

Cada operador busca la manera de atraer a los usuarios que más ingresos aportan. Y parecen seguros de sus posiciones, pero ¿acertarán?

De momento, que Movistar haya conseguido rebajar el precio para los tres próximos años de Champions también servirá para aliviar algo la presión. Aunque tampoco parece que esté preocupada por la rentabilidad, viendo que resiste sin llegar a acuerdos con alguna plataforma OTT, ni a cambiar el método de pago mayorista como pide Vodafone.

Orange parece muy decidida a seguirle los pasos de cerca a Movistar. Está apostando por una amplia red de fibra propia, cada vez incluye más televisión por defecto en sus tarifas y apuesta por la creación de contenido original. Así que su abandono del fútbol tampoco parece probable.

Cinco años después de que Movistar+ se convirtiera en gigante televisivo, hoy cuenta con el 66% de los clientes y el 84% de los ingresos. Es decir, Telefónica ha perdido 4 y 1 punto porcentual respectivamente, manteniendo prácticamente intacta su posición de dominio.

En lo que se refiere a fútbol de pago, podría decirse que los operadores se encuentran cómodos con la situación y seguros de sus posiciones. O eso parece.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio