Compartir
Publicidad

Los equilibrios del Grupo MásMóvil para cumplir su promesa de no subir precios y satisfacer a sus accionistas

Los equilibrios del Grupo MásMóvil para cumplir su promesa de no subir precios y satisfacer a sus accionistas
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como era de esperar, los Movistar, Orange y Vodafone han anunciado ya sus respectivas subidas de precio. Entre febrero y abril los clientes de los tres operadores verán como sus facturas se incrementan en hasta cinco euros, recibiendo a cambio de ello una mayor velocidad en sus conexiones o más datos para sus líneas móviles. La pregunta ahora es, ¿qué hará el grupo MásMóvil?

El grupo está compuesto por tres marcas principales: MásMóvil, Yoigo y Pepephone. Raro o imposible sería que en Pepephone viésemos cualquier subida, pero en MásMóvil y Yoigo puede haber más margen para ello. Desde la empresa prometen que no seguirán los pasos de sus rivales nunca, ya que subidas similares a las de los operadores de siempre podrían arruinar su imagen, pero puede haber margen para contentar a los accionistas sin afectar a los actuales clientes.

2017 ha sido un gran año para el Grupo MásMóvil. Con Yoigo y Pepephone integradas en su seno e importantes mejoras de tarifas (con el lanzamiento de las Combinadas o la Inimitable) han conseguido captar más de 400.000 líneas móviles, una cifra que Yoigo solo consiguió superar en solitario en 2010, cuando a la convergencia todavía ni se la esperaba. También le ha ido muy bien en el lado fijo, ya que a falta de los datos de diciembre han ganado 320.000 líneas.

2017 ha sido un año muy bueno para el Grupo MásMóvil, a base de apostar por el low cost

Y lo cierto es que no hay ningún secreto tras esas cifras, solo una estrategia centrada en el low cost. Yoigo es la marca más conocida, con la que están compitiendo contra los grandes con paquetes de fibra y móvil sin añadidos. Parecía que no tener una oferta de televisión sería un gran inconveniente pero no, el precio es un punto clave y ahí Yoigo ofrece precios más bajos que los operadores de siempre. Pepephone se dedica a la pelea de las tarifas móviles, aunque también está presente en la convergencia, mientras que MásMóvil ataca principalmente la convergencia low cost.

"Yoigo nunca ha subido el precio a los clientes"

Volviendo al asunto que nos compete, que Yoigo subiese las cuotas mensuales a sus clientes arruinaría por completo su imagen. Tanto Yoigo como MásMóvil y Pepephone serán los refugios que buscarán los clientes de Movistar, Orange y Vodafone hartos de sus sucesivas subidas de precio, y lo que no se pueden permitir de ninguna manera las marcas del grupo es captar miles de clientes y al de nada decirles que les van a subir las tarifas.

Y desde luego que eso no va a pasar. De hecho, la actual campaña publicitaria de Yoigo presume de eso mismo:

"Yoigo nunca ha subido el precio de las cuotas mensuales en las tarifas a los clientes"

Eso sí, esa afirmación tiene dos matices importantes. Por un lado se menciona el precio de las cuotas mensuales, una apreciación para que no se les pueda echar en cara que sí subieron conceptos como el establecimiento de llamada en el pasado. Y la apreciación más importante: "a los clientes". Yoigo no obligó a los clientes de la SinFín original (20 GB por 29 euros) a pasar a la SinFín actual, tres euros más cara con 5 GB más, pero los nuevos clientes no pueden optar por la tarifa original, tienen que pagar esos tres euros más.

La necesidad de subir el ARPU

ARPU MásMóvil

MásMóvil y Yoigo no paran de presumir de no haber subido cuotas mensuales a sus clientes, de hecho a los clientes que solicitan una portabilidad les reiteran que nunca subirán sus precios. Pero no nos olvidemos que la empresa cotiza en bolsa y tiene unos accionistas ante los que responder. La mayoría de esos accionistas son ese tipo de fondos que estaban presentes en ONO y Jazztel, a la espera de una suculenta oferta de compra para rentabilizar sus inversiones. Lo mismo que buscan estando en MásMóvil.

Los accionistas reclaman a MásMóvil lograr más ingresos, algo que no es sencillo sin subir el precio de las tarifas

Y si un deber tiene el grupo con sus accionistas es darles beneficios y el punto más flaco de las cuentas es el ARPU. 15,6 euros al mes ingresa de media el Grupo MásMóvil por cada cliente, una cifra muy alejada de la de los tres grandes operadores. Y dos vías hay para subir el ARPU: conseguir que los clientes contraten más servicios, algo que se está haciendo convirtiendo clientes de solo móvil en clientes convergentes, y subiendo precios, aunque esta opción puede llevar a perder clientes.

Subidas sin tocar a los ya clientes, la solución

Promoción actual en la web de Yoigo Promoción actual en la web de Yoigo

Por tanto, habiendo prometido y teniendo casi como principal argumento de venta que nunca se subirán los precios a los actuales clientes, pero teniendo la necesidad de generar más ingresos por cliente, parece que solo hay un camino: renovar las tarifas con subidas de precio que no afecten a los ya clientes. De hecho, es lo que ya han hecho en alguna ocasión Yoigo y MásMóvil inteligentemente, porque es un movimiento que no despierta tanta oposición al respetar las condiciones de los actuales clientes.

Las tarifas de Yoigo engordarán, tanto en datos como en precio, pero sin afectar a los ya clientes

Tenemos el mencionado ejemplo de la SinFín o el de MásMóvil, que en diciembre subió tres euros su ADSL y fibra de 50 Mbps, manteniendo el precio a los ya clientes. De hecho, en los últimos meses también se han retirado las ofertas convergentes más económicas de ambas marcas, la Combinada Naranja de Yoigo y la combinación de ADSL/fibra con una línea móvil con 2 GB de MásMóvil. Tarifas demasiado baratas, que el grupo puede suplir con las tarifas de Pepephone.

Lo más probable es que Yoigo opte por llevar a la SinFín a unos 35 euros, incluyendo otros cinco gigas extra, algo que podría ocurrir también con la Infinita 5 GB y la del Cero 5 GB, que suban ligeramente a cambio de unos cuantos gigas más. La del Cero básica también podría mejorar pero sin meterse en el barro de las tarifas más baratas, porque genera pocos ingresos. Y por supuesto, es pausible que surja una nueva SinFín con 50 GB para los devoradores de datos, que además aportaría un empujón al ARPU. Todos esos cambios se trasladarían también a las tarifas Combinadas.

La renovación llegará muy pronto, las señales se acumulan: la revista de febrero de Yoigo todavía no se ha publicado, la SinFín está ofreciendo grandes subvenciones a la hora de comprar un smartphone (era la tarifa con menos subvención hace unos meses) y en la web de Yoigo la promoción en portada solo dura hasta el próximo martes. Por eso es probable que, si no es el 7 de febrero, muy pronto conozcamos las nuevas tarifas de Yoigo. Si nada raro ocurre, la subida no afectará a los clientes actuales del operador. Y todos contentos.

En Xataka Móvil | Así está enfocando el grupo MÁSMÓVIL su apuesta multimarca para intentar satisfacer a todos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos