Compartir
Publicidad
Publicidad
Los tope de gama mantienen o reducen tamaño en 2016: ¿estamos pidiendo menores pantallas?
Mercado

Los tope de gama mantienen o reducen tamaño en 2016: ¿estamos pidiendo menores pantallas?

Publicidad
Publicidad

Hace unos meses hablábamos de cómo la media de diagonal de pantalla iba aumentando con los años desde que los smartphones alcanzasen la dominancia arrebatándosela a los dumbphones. Una media que pasó de las 5 pulgadas hace unos años con la consolidación del formato phablet, pero que puede estar viendo el ocaso al menos en parte de los lanzamientos: ¿será que vamos a dejar de tener un triste panorama los amantes de las pantallas por debajo de las 5,5 pulgadas?

Si atendemos a los últimos lanzamientos de topes de gama, vemos que no sólo la mayoría quedan por debajo de lo que se considera phablet (esto es, a partir de las 5,5 pulgadas), sino que en muchos de los casos representa un descenso o un mantenimiento con respecto a los precedentes de esos modelos. Más allá de las curvas y del metal, lo que parece tendencia ahora es contener los terminales tanto en delgadez como en altura.

¿Cuanto más, mejor? Quizás no

Atendiendo a los terminales de alta gama entre los años 2013 y 2015, la tendencia parecía ir a consolidarse en ese límite de 5,5 pulgadas que por consenso se estableció para empezar a llamar de otra manera a los smartphones que montasen un panel con esas dimensiones o más grande. Una carrera en paralelo con otras como la de la resolución, incorporando el QHD a casi cualquier precio y con la guinda 4K de Sony en el Z5 Premium, y la de la delgadez, arañando milímetros para poder presumir de delgadez aunque esta característica no garantice per se comodidad (en ocasiones es al contrario).

En lo que llevamos de año un tercio pasa de las 5,5 pulgadas y hay muy pocos de 6

El año pasado el total de modelos cuya diagonal de pantalla medía al menos 5,5 pulgadas rozaba los 190 terminales. Este año, no obstante, parece que las opciones de tamaños mayores son las minoritarias atendiendo a lo que llevamos de 2016. Hasta la fecha se han presentado y anunciado unos 150 terminales, de los cuales 47 son de 5,5 pulgadas o mayores, habiendo ya muy pocos de 6 (el Samsung Galaxy A9 Pro y el Micromax Canvas 6 Pro).

¿Qué es lo que vemos si vamos caso por caso y centrándonos en los tope de gama? Lo que antes comentábamos, que se mantiene o que incluso se reduce el tamaño de la diagonal, si bien queda como una especie de límite el de las 5 pulgadas el cual pocos se atreven a rebasar (de momento Sony y Apple de los fabricantes más potentes y algunos otros de los secundarios como Alcatel).

2015

2016

Samsung

Galaxy S6/S6 Edge: 5,5 pulgadas

Galaxy S6 Edge Plus: 5,7 pulgadas

Galaxy S7: 5,2 pulgadas

Galaxy S7 Edge: 5,5 pulgadas

LG

LG G4: 5,5 pulgadas

LG G5: 5,3 pulgadas

Sony

Z5: 5,2 pulgadas

Z5 Premium: 5,5 pulgadas

Serie X: 5 pulgadas

X Premium (sin confirmar): 5,5 pulgadas

bq

M5.5: 5,5 pulgadas

X5 Plus: 5 pulgadas

Huawei

P8: 5,2 pulgadas

P8 Max: 6,8 pulgadas

P9: 5,2 pulgadas P9 Plus: 5,5 pulgadas

HTC

HTC One M9: 5 pulgadas

HTC 10: 5,2 pulgadas

Alcatel

Idol 3, 3c y 4s: 5,5 pulgadas

Idol 4s: 5,5 pulgadas

Esto parece que vaya al menos a estabilizar todas esas líneas ascendentes que veíamos hasta el momento cuando hablábamos de las pocas elecciones que iban quedando a quienes buscaban algo por debajo de las 5 pulgadas en cuanto a los tope de gama:

Las pequeñas señales

Tras todo este tiempo con "pantallas grandes", no es extraño que nos llame la atención que uno de los principales fabricantes (y único en su terreno) lance un smartphone de una diagonal de 4", por debajo de sus modelos más actuales y volviendo a dimensiones y diseño de 2014: el iPhone SE. Los motivos ya los analizamos tras su presentación, trasladando lo que exponía la propia Apple: más de 30 millones de iPhones de cuatro pulgadas (iPhone 5s y iPhone 5c) vendidas en 2015 y un grueso considerable de nuevos clientes que optan por éstos.

iPhone SE

De hecho, pese a aumentar la diagonal de sus terminales (algo a lo que nos habían acostumbrado desde un principio con media pulgada cada dos años), en Apple se optó por dejar la opción al usuario de elegir tamaño lanzando terminales a pares, aunque esta elección no ha sido del todo justa en cuanto a prestaciones como la cámara (siendo mejor en los Plus). Algo que también se da en el único fabricante de Android que apostó por diagonales menores en sus tope de gama, es decir, Sony con el Z5 Compact, reduciendo tamaño y prestaciones con respecto a sus hermanos mayores.

Una táctica que varió con el SE, dado que no se hizo un downgrade total a nivel de hardware, sino que se mantuvo el del último tope de gama (el pequeño y menos potente, eso sí, y sin 3D Touch). ¿Y cómo le va de momento? Al parecer los números estaban en lo cierto y el público esperaba algo así, dado que si bien es relativo al no poder comparar stocks de partida las ventas han ido bien y en las Apple Store estadounidenses se quedaron pronto sin ellos.

La redistribución de los tamaños también importa

Para ver qué tal les ha ido a los fabricantes que han decidido mantener o contener un poco más sus terminales (al menos a nivel de diagonal) tendremos que esperar un poco (tanto en tiempo como a nivel de la información que dan a este respecto, que no suele ser demasiada en cuanto a información por modelo vendido). Pero lo que sí podemos hacer es echar un vistazo sobrevolando los datos de GSMArena en retrospectiva viendo cómo las marcas han ido agrupando sus modelos en tamaños mayores en los últimos años:

Algo que no se refleja aquí, pero que también es un dato interesante viendo cómo ha estado el mercado de los móviles en el último año, es que desde 2014 se han lanzado menos terminales. Según estos datos aproximados que comentábamos, 2014 fue un pico importante con un total de 840 modelos lanzados al mercado, por encima de los anteriores años que no habían llegado a 700 (690, 641 y 687 para 2011, 2012 y 2013). Cifra que bajó en 2015 con 744 modelos y que de nuevo tendremos que esperar para ver qué tal queda este año.

Y a este respecto la cosa está poco clara. Si bien ya vimos que Samsung efectivamente había reducido catálogo y parece haber reducido este año el número de Galaxy S (de tres a dos, a la espera de septiembre), de momento ya asoman nuevas series de la marca, aunque ya vimos que esto no tiene por qué ser señal de un aumento del total de lanzamientos. LG podría haber cesado los Flex, si bien hay otras series como la Stylus o la K con varios terminales y Sony lleva ya de momento una serie nueva con tres modelos a falta de saber qué nos traerá a la IFA y de que se confirme el Sony X Premium.

Samsung Galaxy S7

De momento acabamos de empezar trimestre y queda ver qué tal ha ido el primero a cada uno. Veremos si a lo largo del año sigue la tendencia a mantener o contener que parece que se esté dibujando y si los catálogos siguen reduciéndose al menos en cuanto al total de lanzamientos, teniendo en cuenta que no todos los fabricantes sobreviven de un año para otro y que siempre hay una cuerda floja constante más para unos que para otros.

En Xataka Móvil | ¿Por qué ha vuelto Apple a las cuatro pulgadas con el iPhone SE?
En Xataka | La triste realidad del amante de los teléfonos de menos de 5 pulgadas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos