Publicidad

Samsung Galaxy M31, análisis: mucho más que una batería gigantesca para diferenciarse en la gama media
Análisis

Samsung Galaxy M31, análisis: mucho más que una batería gigantesca para diferenciarse en la gama media

Publicidad

Publicidad

Tras varios rumores y filtraciones, Samsung presentó oficialmente a finales de febrero un miembro más de su familia Galaxy M, concretamente, el sucesor de los Galaxy M30 y Galaxy M30s. Este nuevo modelo, denominado Galaxy M31, aterrizó en el mercado apenas dos meses después, a primeros de mayo, con un precio que lo situaba directamente en la gama media del fabricante.

Además de apostar por una enorme batería de 6.000 mAh como su antecesor, el nuevo dispositivo de Samsung llega con el foco puesto en la fotografía y, por ello, ha elevado tanto el número de sensores como la resolución máxima de su cámara trasera. En Xataka Móvil, ya hemos tenido la oportunidad de probarlo a fondo y a continuación te contamos cómo se comporta el Galaxy M31 en cada apartado.

Ficha técnica del Samsung Galaxy M31

SAMSUNG GALAXY M31

Pantalla

Super AMOLED 6,4 pulgadas
Resolución FullHD+
Gorilla Glass 3

Procesador

Exynos 9611

RAM

6 GB

Almacenamiento

64 GB + MicroSD hasta 512 GB

Cámara frontal

32 MP f/2.0

Cámara trasera

64 MP f/1.8
8 MP gran angular f/2.2
5 MP profundidad f/2.2
5 MP macro f/2.4

Batería

6.000 mAh
Carga rápida 15W

Sistema operativo

Android 10 + One UI 2.0

Conectividad

4G, Dual SIM, Wi-Fi 5, Bluetooth 5, NFC, USB-C, jack 3,5 mm

Otros

Lector de huellas trasero

Dimensiones y peso

159,2 x 75,1 x 8,9 mm
191 g

Precio

279 euros

Samsung Galaxy M31 - Smartphone Dual SIM, Pantalla de 6.4" sAMOLED FHD+, Cámara 64 MP, 6 GB RAM, 64 GB ROM Ampliables, Batería 6000 mAh, Android, Versión Española, Color Negro

Samsung Galaxy M31 - Smartphone Dual SIM, Pantalla de 6.4" sAMOLED FHD+, Cámara 64 MP, 6 GB RAM, 64 GB ROM Ampliables, Batería 6000 mAh, Android, Versión Española, Color Negro

Una pantalla que brilla en un diseño sobrio

Samsung Galaxy M31 Trasera

Lo primero que salta a la vista del Galaxy M31 es un diseño continuista, que vuelve a apostar por el plástico para la trasera y que no presenta grandes diferencias respecto al modelo anterior. Aunque también está disponible en negro o en rojo, la unidad que ha pasado por nuestras manos es la de color azul brillante, un azul oscuro uniforme (sin degradado) que pocas veces podrás ver limpio porque la presencia de huellas y suciedad es inevitable.

Esa trasera tiene unos laterales ligeramente curvados, lo que, sumado a sus esquinas redondeadas, hace que resulte cómodo y agradable en la mano. Es cierto que su grosor de 8,9 mm y su peso de 191 g nos impiden hablar de un terminal liviano y delgado, pero no son cifras nada exageradas teniendo en cuenta la enorme batería que lleva a bordo. Tanto el módulo de la cámara como el lector de huellas sobresalen muy poco del cuerpo, así que apenas cojea cuando lo depositamos bocarriba en una superficie lisa.

Samsung Galaxy M31 Camara 02

En la parte frontal, tenemos un panel Super AMOLED de 6,4 pulgadas con resolución FullHD+ y un discreto notch en forma de gota donde va alojada la cámara frontal. Aunque el borde inferior es algo grueso, el aprovechamiento del frontal es bastante bueno para un modelo de esta categoría. Esa pantalla nos ha sorprendido gratamente en lo que a la experiencia de visualización se refiere, con unos colores correctos, unos ángulos de visión óptimos y un brillo máximo que nos ha permitido usar perfectamente el terminal incluso bajo la luz directa del sol.

Samsung Galaxy M31 Diseno

La respuesta táctil y el brillo automático también nos han dado buenos resultados. Y el tratamiento oleofóbico aquí sí que es eficiente. Además, no podemos pasar por alto las opciones de personalización que nos ofrece One UI, entre las que encontramos, por ejemplo, la posibilidad de aumentar la sensibilidad táctil para usarla con un protector de pantalla y el ajuste manual del balance de blancos en caso de que lo prefiramos más frío o más cálido.

Samsung Galaxy M31 Puertos

En la parte inferior del Galaxy M31, tenemos un único altavoz junto al puerto USB-C y a la toma jack de auriculares. Ese altavoz ofrece un sonido bastante justito, con una potencia y una calidad mejorables, especialmente al subir el volumen. El comportamiento de los auriculares no hemos podido comprobarlo porque no vienen incluidos de serie; punto negativo para Samsung en este sentido.

La gran baza es la autonomía

Samsung Galaxy M31 Rendimiento

Bajo el chasis del Galaxy M31, encontramos el Exynos 9611, un procesador octa-core marca de la casa que ya vimos en su antecesor, el Galaxy M30s. Donde sí que existe un paso adelante es en la memoria RAM, que ahora es de 6 GB. El conjunto de todo ello proporciona una buena experiencia de uso incluso en multitarea, con buenas transiciones y nada de retardo al pasar de una app a otra.

El rendimiento para tareas cotidianas, por tanto, es más que suficiente, pero, ¿qué ocurre cuando lo ponemos a prueba con juegos exigentes? Ahí experimenta algunas dificultades, que no son exageradas, pero que podrían haberse evitado optando por un procesador más potente. Además, hemos notado que el teléfono se calienta un poco cuando le exigimos demasiado, aunque tampoco podemos decir que esa subida de temperatura sea excesiva. A continuación, os dejamos los resultados de los benchmarks más habituales:

SAMSUNG GALAXY M31

SAMSUNG GALAXY M30s

SAMSUNG GALAXY A51

HUAWEI P40 LITE

XIAOMI REDMI NOTE 9S

PROCESADOR

Exynos 9611

Exynos 9611

Exynos 9611

Kirin 810

Snapdragon 720G

RAM

6 GB

4 GB

4 GB

6 GB

4 GB

ANTUTU

179.004

153.232

158.467

303.806

241.054

GEEKBENCH 5

347 / 1.280

-

347 / 1.338

-

546 / 1.607

PC MARK WORK

5.535

5.600

5.399

7.808

8.702

Samsung Galaxy M31 Benchmarks

El Galaxy M31 cuenta con dos sistemas biométricos de autenticación: el sensor de huellas de la parte trasera y el reconocimiento facial. Este último es un poco lento, pero muy efectivo e identifica nuestro rostro incluso en la oscuridad. Además, nos invita a registrar nuestra cara con y sin gafas para reconocerla cuando las llevamos puestas. El sensor de huellas también funciona bien, siempre que logremos colocar el dedo en él, algo que resulta un poco difícil por su tamaño y porque sobresale tan poco que cuesta localizarlo al tacto.

El sensor de huellas funciona bien, siempre que logremos colocar el dedo en él, algo que resulta un poco difícil

En el apartado de software, tenemos lo último de Google (Android 10) con lo último de Samsung (One UI 2.0). Se trata de una capa pulida y colorida que nos ofrece una navegación intuitiva, numerosas opciones de personalización y varias herramientas que pueden sernos de utilidad. Aunque la cantidad de bloatware se ha reducido en los últimos años, Samsung sigue introduciendo en sus terminales varias apps propias -algunas duplicadas- y de terceros, que en este caso son Netflix, Spotify, Facebook y el paquete de Microsoft.

De inicio, vienen libres unos 48 GB de los 64 GB de capacidad; lo bueno es que algunas de esas apps pueden desinstalarse sin problemas y que siempre podemos recurrir a una tarjeta microSD de hasta 512 GB para aumentar el almacenamiento, sin renunciar a su función Dual SIM, ya que cuenta con una bandeja triple para tarjetas.

Vamos ahora con el plato fuerte de este Samsung: su autonomía. Como decíamos al principio, la gran baza de este modelo es que cuenta con una batería de 6.000 mAh que aguanta los dos días de duración con un uso medio. Incluso si le exigimos mucho, alcanzará el final de la jornada con autonomía de sobra. En nuestras pruebas, nos ha brindado alrededor de 10 horas de pantalla, dependiendo de si abusábamos de la cámara y de los juegos.

Samsung Galaxy M31 Bateria

Su sistema de carga rápida de 15 W, sin embargo, no es todo lo rápido que nos gustaría -valga la redundancia-: enchufado a la corriente con el cargador que trae de serie, ha tardado cerca de 3 horas en obtener una carga completa, y en 30 minutos, apenas ha logrado un 22-25% de energía. Aunque claro, un 25% de carga en este teléfono da para mucho.

El equipo fotográfico, otra grata sorpresa

Samsung Galaxy M31 Camara

Nuestra siguiente parada es el equipo fotográfico, que en el Galaxy M31 viene materializado en una cámara frontal de 32 megapíxeles con apertura f/2.0 y una cámara trasera con cuatro sensores: el principal de 64 megapíxeles f/1.8, un gran angular de 8 megapíxeles con un ángulo de visión de 123° y otros dos sensores de 5 megapíxeles cada uno para lecturas de profundidad y fotografía macro respectivamente. Y algo de agradecer: grabación de vídeo 4K a 30 fps.

La aplicación de cámara es la habitual a la que nos tiene acostumbrados Samsung, intuitiva, sencilla y con accesos directos a las principales funciones y modos de disparo. Inicialmente, tenemos tres: Enfoque Dinámico (podrían haberlo llamado Retrato, la verdad), Foto (automático) y Vídeo, pero en la pestaña Más, además de Bixby Vision y AR Emoji, encontramos más modos de disparos que podemos añadir al carrusel inferior (Macro, Noche, Pro, Panorámica, Comida, Cámara Rápida, Cámara Lenta y Superlenta).

Sí echamos de menos un acceso directo para activar y desactivar el HDR, que está escondido en los Ajustes, y otro para aplicar sus numerosos efectos de belleza, que aparecen junto a los filtros al pulsar sobre la varita mágica. Llegar a ellos es tan poco intuitivo, que acabamos por no usarlos y por mantener siempre activado el HDR.

Samsung Galaxy M31 Dia Modo Foto (automático)

Hablemos ahora de la calidad que nos ofrece esa cámara trasera. El modo Foto o automático emplea la tecnología Pixel Binning para agrupar 4 píxeles en 1 y lograr fotografías de 16 MP más luminosas. Los resultados de día son muy satisfactorios, con un buen rango dinámico y un gran nivel de detalle, incluso en escenas con contrastes de luz. El reconocimiento de escenas es muy certero y el AF se comporta de manera rápida y efectiva.

Samsung Galaxy M31 Dia Angular Modo Foto "normal" (1X) vs. Modo Foto gran angular (0,5X)

Al usar el gran angular (que también tiene un acceso directo), se pierde algo de detalle y se deforman los bordes de la imagen, pero el tratamiento del color sigue siendo bueno. Dos modos que nos han gustado especialmente son el modo Macro (que permite disparar a distancias cortas con un desenfoque del fondo que resalta el primer plano) y el modo Enfoque Dinámico (que nos da la posibilidad de ajusta el efecto bokeh a nuestro gusto).

Samsung Galaxy M31 Dia Retrato Modo Foto (izda.) vs. Modo Enfoque Dinámico con el desenfoque al máximo (dcha.)

Al llevar al máximo el desenfoque del fondo en ese modo de Enfoque Dinámico destinado a retratos, el recorte puede terminar siendo algo artificial, pero si lo ajustamos en los puntos medios, el resultado es muy positivo.

En nuestras pruebas, hemos apreciado que el modo Noche, lejos de aportar algo, reduce el ángulo de visión y ralentiza el procesado de la imagen

Por la noche, la calidad de las imágenes se reduce y aparece el ruido, como era de esperar, pero el Galaxy M31 logra salvar las escenas con dignidad. Es cierto que difumina los puntos de luz lejanos, pero el AF sigue siendo rápido y el nivel de detalle es mayor que en otros modelos de su categoría. Curiosamente, en nuestras pruebas, hemos apreciado que el modo Noche no aporta demasiado en este teléfono. Es más, reduce el ángulo de visión y ralentiza el procesado de las imágenes.

Samsung Galaxy M31 Noche 2 Modo Foto (izda.) vs. Modo Noche (dcha.)

Pasamos ahora a la cámara frontal del Samsung Galaxy M31. De día, el modo Foto obtiene muy buenos resultados en términos de detalle, color y nitidez, aunque en el fondo sí que aparece bastante ruido. El modo Enfoque Dinámico aquí recurre al software para lograr un desenfoque del fondo ajustable en diferentes niveles; al máximo, genera un recorte artificial y muestra dificultades para identificar los límites del cabello o de unas gafas de sol.

Samsung Galaxy M31 Selfie Dia 2 Modo Foto de la cámara frontal
Samsung Galaxy M31 Selfie Retrato Modo Foto (izda.) vs. Modo Enfoque Dinámico con el desenfoque del fondo al máximo (dcha.)

¿Y por la noche? Como suele suceder en los modelos de esta categoría, la calidad de las fotos disminuye bastante, con una presencia de ruido y una pérdida de nitidez evidentes; además, el balance de blancos suele "amarillear" los rostros, salvo que usemos el flash en pantalla (poco recomendable), en cuyo caso nuestro rostro aparecerá blanquecino.

Samsung Galaxy M31 Selfie Noche Modo Foto de la cámara frontal

Aun con todo, los selfies nocturnos que nos brinda el Galaxy M31 son mucho más aceptables que los que nos ofrecen otros terminales de su rango de precio. El modo Noche, por cierto, también está disponible en la cámara frontal, pero no nos ha convencido: tarda tanto en capturar la foto, que cualquier movimiento provoca que nuestro rostro y el fondo salgan desenfocados.

Samsung Galaxy M31, la opinión de Xataka Móvil

Samsung Galaxy M31 Portada

Tras varios días de uso, el Samsung Galaxy M31 nos ha dejado un buen sabor de boca: es un terminal de gama media que bien podía englobarse en la línea Galaxy A del fabricante surcoreano, en teoría, algo por encima de la M. Si miramos uno a uno cada apartado, el Galaxy M31 destaca especialmente por su pantalla (propia de la gama media-alta) y su autonomía (que nos permite olvidarnos del cargador durante casi dos días).

Si miramos uno a uno cada apartado, el Galaxy M31 destaca especialmente por su pantalla y su autonomía, aunque sus cámaras también sorprenden para bien

Es cierto que el rendimiento es algo justito, que el sonido no es su fuerte y que la velocidad de carga es más lenta de lo que nos gustaría, pero a cambio, este modelo pone a nuestra disposición unas cámaras que nos satisfarán en la mayoría de las ocasiones. En cuanto al diseño, sin ser un alarde de elegancia y con las huellas de los dedos "tatuadas" en la trasera, hay que reconocer que Samsung ha logrado un buen acabado.

En definitiva, siempre que te agrade la capa One UI de Samsung, estamos ante un modelo recomendable, cuyo único problema es el precio -279 euros-, sobre todo, teniendo en cuenta que viene sin auriculares, sin funda y sin protector de pantalla. Y a juzgar por los arañazos que muestra el terminal, estos dos últimos accesorios son imprescindibles. Es cierto que pronto bajará de precio y se podrá adquirir mucho más barato, pero ahora mismo, por 279 euros, hay modelos de la competencia un paso por delante en prestaciones.

8.0

Diseño8,00
Pantalla8,25
Rendimiento7,00
Cámaras7,75
Software7,50
Autonomía9,25

A favor

  • Su autonomía no te dejará tirado.
  • Una pantalla propia de modelos superiores.
  • Comportamiento general de las cámaras.

En contra

  • El Exynos 9611 sufre con juegos exigentes a pesar de los 6 GB de RAM.
  • Tarda casi 3 horas en cargarse por completo.
  • Un único altavoz que ofrece un sonido algo pobre.

Samsung Galaxy M31 - Smartphone Dual SIM, Pantalla de 6.4" sAMOLED FHD+, Cámara 64 MP, 6 GB RAM, 64 GB ROM Ampliables, Batería 6000 mAh, Android, Versión Española, Color Negro

Samsung Galaxy M31 - Smartphone Dual SIM, Pantalla de 6.4" sAMOLED FHD+, Cámara 64 MP, 6 GB RAM, 64 GB ROM Ampliables, Batería 6000 mAh, Android, Versión Española, Color Negro

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios