Se cumple un año de la cancelación del MWC de Barcelona y las dudas rodean la edición 2021
Móvil y sociedad

Se cumple un año de la cancelación del MWC de Barcelona y las dudas rodean la edición 2021

HOY SE HABLA DE

Pese a que se tuvo un inicio de año 2020 un tanto agitado por las informaciones que llegaban cada vez con más fuerza desde China, pocos podían prever el terremoto que se cernió sobre el mercado tecnológico cuando las dos primeras semanas del mes de febrero tocaban a su fin. Los rumores sobre la cancelación del Mobile World Congress ante la inminente amenaza de la pandemia causada por la COVID-19 se acentuaban, y finalmente se hicieron realidad tras la celebración de un comité de urgencia.

El 12 de febrero de 2020, la GSMA anunció de forma oficial que el Mobile World Congress que había de celebrarse días después quedaba finalmente cancelado. Un movimiento que sin duda fue traumático para el mercado en ese momento, aunque después se confirmó como acertado, y que cambió la forma en que se llevaron a cabo todas las presentaciones posteriores. La imposibilidad de reunirse de forma física tornó en un triunfo del streaming y se ha mantenido hasta ahora.

Rumores previos, reunión de urgencia y cancelación definitiva

Mobile

En los días previos, algunos medios comenzaron a deslizar informaciones no oficiales acerca de un posible aplazamiento, o incluso cancelación, del Mobile World Congress que había de celebrarse días después en la ciudad de Barcelona. La Cadena Ser, de hecho, fue la que comentó que se celebraría una reunión extraordinaria el viernes 12 para tomar una decisión.

Esta reunión tenía lugar no sólo a causa del temor ante la posibilidad de que el recinto del MWC se convirtiese en un foco de propagación de la COVID-19, cuando aún había poca alarma en el mundo occidental pese a la crisis que ya vivía China. También fue provocada porque varias marcas ya habían anunciado que no asistirían al evento, y su celebración, de haberse continuado, habría corrido un serio peligro.

A pesar de que la GSMA emitió un par de comunicados públicos tratando de calmar las aguas (sábado, domingo), fabricantes de la talla de Sony, Nvidia, Nokia o LG comunicaron que no asistirían al recinto de la feria, cancelando su partición de forma total y definitiva. Otros, como Samsung, prefirieron indicar que reducirían su participación pero mantuvieron aún un pie en el evento.

Las empresas que aún seguían a bordo del Mobile World Congress comenzaron a aplicar planes estrictos previos a su asistencia. Por ejemplo, fijaron que los empleados que viajasen a Barcelona habrían de hacer cuarentenas estrictas de dos semanas previas al viaje. También recomendaron que la interacción con la ciudad y otros asistentes fuera mínima, trabajando el máximo de tiempo posible en sus respectivas habitaciones de hotel.

El 12 de febrero de 2020, el MWC de días después fue cancelado oficialmente

Finalmente, el mismo día 12 de febrero de 2020 la GSMA se reunió de urgencia. Según contaron desde El País, a mediodía del citado viernes se citaron 26 representantes de la GSMA para decidir qué hacer a continuación. Horas más tarde, el Mobile World Congress fue oficialmente cancelado en su edición de 2020 y se emplazaba ya a esperar al mes de febrero del año próximo, de este 2021, para una nueva edición.

Los siguientes movimientos de la GSMA consistieron en decidir qué hacer ante las posibles demandas de las marcas por los daños económicos causados por la cancelación (aunque gigantes como Telefónica se desmarcaron de esta posibilidad), y finalmente se decidió que se devolvería parte de los gastos a los expositores que no habían cancelado aún en el momento del cierre oficial de la feria. La GSMA también decidió que devolvería el importe íntegro de las entradas vendidas.

Otras ferias canceladas y un MWC 2021 que se retrasa

Ifa

No faltaron los movimientos en los meses posteriores ante el temor de que el MWC no volviese a celebrarse en Barcelona con motivo de las ya tradicionales tensiones entre el gobierno de la ciudad y la GSMA. Sin embargo, en junio del 2020, la GSMA anunció que había renovado el acuerdo con la Ciudad Condal hasta el año 2024, anunciando una rebaja de tarifas para la edición de 2021.

Otras ferias tecnológicas (la GDC, por ejemplo) habían tomado nota de lo ocurrido en Barcelona en el primer trimestre del año, y la IFA fue una de las primeras en comunicar que su edición de 2020 tampoco sería presencial. Aunque estaba prevista para los días 4-9 de septiembre en el Messe Berlin, la IFA comunicó que se cancelaba la feria presencial pero se mantendrían los eventos online, amén de otros eventos satélite de la feria.

Pese a que el MWC de 2021 seguía aún confirmado para el mes de febrero, y la propia GSMA había comunicado en julio de 2020 que se celebraría de forma presencial, en septiembre cambiaron los planes. La pandemia seguía asolando el planeta (y aún continúa) y la GSMA tomó la determinación de no mover la sede de lugar pero sí moverla en el tiempo. El MWC 2021 se celebraría entre el 28 de junio y el 1 de julio de 2021, la fecha en la que, hasta el momento, sigue fijada.

Y mientras todos estos movimientos se suceden con la esperanza en el horizonte de que todo vuelva a la normalidad, los fabricantes han ido convirtiendo en norma la excepcionalidad de las presentaciones online. Así vimos llegar la gran mayoría de teléfonos móviles de 2020 tras la no celebración del MWC, y así hemos visto llegar en 2021 modelos de la talla de los Samsung Galaxy S21 o el Xiaomi Mi 11.

Actualmente, los fabricantes presentan sus productos en eventos 100% online, ¿cambiará esto cuando vuelvan las ferias presenciales?

En el horizonte, un posible Mobile World Congress en Barcelona para el 28 de junio, y una posible IFA de Berlín en los primeros días de septiembre. Hasta el momento no se ha comunicado nuevos cambios pero la pandemia de la COVID-19 sigue sin remitir y todo apunta a que se volverán a mover las fechas dentro de no demasiado tiempo. Los ritmos de vacunación tal vez aumenten y recuperemos la normalidad más pronto que tarde, pero nada puede asegurarse.

Temas
Inicio