Compartir
Publicidad

Un año después de la crisis del Note 7, Samsung firma un trimestre de récord

Un año después de la crisis del Note 7, Samsung firma un trimestre de récord
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Samsung ha pasado por una dura travesía por el desierto. El desastre ocasionado por el Note 7 el pasado año tuvo su impacto en los trimestres posteriores, llegando a relegar al fabricante coreano al segundo puesto de los fabricantes durante una presentación de cifras, mostrando que un sólo teléfono había causado mucho daño en sus cifras, hablando tanto de unidades como a nivel económico.

Pero de eso hace, como decíamos, un año y ahora Samsung está plenamente recuperando. Es más, se ha permitido volver a marcar otro récord histórico de beneficios al tiempo que nombra tres nuevos CEO. Ni uno ni dos, hasta tres nuevas cabezas visibles para recuperar el orden institucional que también perdió con la dimisión de Yoon Boo-keun a causa de las acusaciones de corrupción.

Los móviles crecen con firmeza

Note 8

Una de las divisiones que mejor funciona, aunque desde luego no la que encabeza los resultados de Samsung, es la de los teléfonos móviles. Samsung es el líder indiscutible del mercado y lo sigue demostrando trimestre tras trimestre, salvo por el bache que permitió a Apple rebasarle hace medio año. En cifras también se muestra sólido y el Note 8 está colaborando mucho en ello.

Samsung destaca el buen funcionamiento del Note 8, aunque su impacto real se verá en trimestres posteriores

Samsung no sólo remarca el Note 8 como uno de los causantes de su notable mejoría en el sector móvil, también habla de la nueva línea Galaxy J 2017, que ocupa las líneas medias de la compañía y está contribuyendo en buena medida al mantenimiento de la cuota del fabricante pese al acoso de los fabricantes chinos, que dominan en su propio país, el mayor mercado mundial de teléfonos móviles.

27.700 millones de wons, la cifra que Samsung ha declarado en el apartado de ingresos, así como 3.290 millones de wons de beneficios operativos. Lo que se traduce en 21.330 millones de euros de ingresos, y 2.530 millones de euros en beneficios. Cifras más que notables pero donde Samsung ha despuntado con claridad es en el apartado de semiconductores.

Los semiconductores siguen al frente

Samsung Isocell

Desde luego, si hay un sector en el que Samsung es líder de forma indiscutible, muy por delante de toda su competencia, es en el de los semiconductores. Procesadores, memorias RAM y de almacenamiento interno, chips para otros usos y hasta sensores de cámaras. Todo ello constituye el grueso de una división que presenta más de un 50% de crecimiento en beneficios sobre el ejercicio anterior.

De 7.670 millones de euros de beneficios en 2016 a más de 15.000 millones de euros de beneficios en un solo año. Cifras impresionantes que Samsung achaca a la puesta en circulación de productos diferenciadores como la memoria RAM de bajo consumo para servidores, o sus avances en la tecnología NAND que implementa en casi todas sus memorias comercializadas.

De hecho, Samsung confía en que su posición dominante en el mercado crezca aún más en los trimestres que aún están por llegar, pues se acercan nuevas generaciones de memorias y se espera que la adopción de sus discos SSD aumente. Asimismo, Samsung hace público su deseo de expandir la distribución de sus memorias V-NAND, cuya 5ª generación está a la vuelta de la esquina.

Hueco para las pantallas flexibles

Oled Curvo

No ha faltado tampoco la mención a la división encargada de las pantallas, que también crece y en buena parte se debe a la ampliación de la red comercial para las pantallas curvas. Samsung ya anunció que comenzaría a nutrir de OLEDs curvos a otros fabricantes y ahora se empiezan a ver sus resultados, en las cifras correspondientes a este tercer trimestre de 2017.

El OLED crece pero el LCD cae en beneficios. La transición de las pantallas móviles está aquí.

Por contra, el negocio de los LCD sigue de capa caída. Los beneficios en esta división han caído y muestra una vez más cómo el mercado está ya en pleno proceso de transición hacia un futuro 100% OLED, salvo que alguna tecnología disruptora entre pronto al terreno de juego para variar la tendencia.

Sea como fuere, Samsung nombra tres nuevos CEOs, devolviendo la estabilidad a la parte institucional de la compañía, y éstos no pueden aterrizar en mejor momento. Récord de ingresos y beneficios, camino firme en el mercado de los smartphones con el Note 8 a la cabeza y habiendo olvidado ya el gran error del pasado. Se avecina un buen futuro para Samsung, salvo que la competencia logre evitarlo.

Más información | Samsung
En Xataka Móvil | Samsung y Xiaomi en empate técnico en una India que supera a EEUU como segundo mercado mundial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio