Publicidad

La llegada de los datos ilimitados a Virgin hace que sea más viable su expansión a Pepephone, MásMóvil y Yoigo
Mercado

La llegada de los datos ilimitados a Virgin hace que sea más viable su expansión a Pepephone, MásMóvil y Yoigo

Esta semana hemos conocido el nacimiento de la nueva marca del Grupo Euskaltel para su desembarco en todo el territorio español, que luchará por convertirse en el quinto gran operador nacional. Bautizada como Virgin telco, el operador ha sido presentado con unos precios atractivos, sentados sobre la premisa de poder contratar únicamente los servicios en los que se esté interesado, y con la guinda de los datos móviles ilimitados.

Y es que quizás, el elemento más inesperado haya sido la existencia de tarifas con gigas ilimitados, que aunque empieza a ser habitual encontrarlos en diferentes operadores, hasta ahora se habían limitado a los operadores que tienen red móvil propia y no al caso de los OMVs, que alquilan las redes a un operador mayorista.

Virgin telco se ha convertido, por tanto, en el primer OMV que cuenta con tarifa plana de datos móviles entre sus opciones, despejando las dudas que tienen este tipo de tarifas sobre su rentabilidad a quienes hasta ahora, han venido pagando por volúmenes de datos a sus proveedores.

El acuerdo alcanzado a finales de 2019 por Virgin, en este caso con Orange como mayorista, debió aclarar este término haciendo viable la oferta de datos ilimitados en OMVs, al menos en los más grandes, que están comprometidos a un alto volumen de tráfico. Así que abierta la veda, todas las miradas se dirigen ahora al Grupo MásMóvil.

El Grupo MásMóvil obligado a mover ficha

Masmovil Se Rearma En 2019

El Grupo MásMóvil, ha conseguido hacerse con el título del operador que más líneas gana con diferencia durante los últimos años, gracias una oferta más enfocada al bajo coste, con precios definitivos y un servicio sin demasiados aditivos, como principal diferencia a los operadores tradicionales. Pero MásMóvil ya no está tan sólo, y Virgin telco viene reforzado con principios y objetivos muy similares, que obligarán a reaccionar al cuarto operador español.

Que MásMóvil cuente ya con más de 9 millones de clientes, es un logro múltiple, impulsado por la compra de varios OMVs, pero también por haber llevado la iniciativa en precios bajos durante mucho tiempo. Una iniciativa que parece algo estancada, después de que Lowi, y más recientemente, Amena, marcas pertenecientes a Vodafone y Orange respectivamente, hayan provocado un terremoto entre los combinados baratos de fibra y móvil.

Lowi, Amena y Virgin ofrecen un combinado para casi todos los públicos, gracias a una potente oferta en torno a los 35 euros, que más allá del ajustado precio, las condiciones de estas tarifas con llamadas ilimitadas y 20 GB acumulables en el móvil y fibra a 100 Mbps simétricos, hacen que se ajusten a las necesidades de muy variados perfiles de clientes.

Mientras tanto, operadores rivales como O2, o las tarifas más baratas de MásMóvil y Llamaya, que ofrecen sus combinados por debajo de 40 euros, limitan los datos de sus tarifas móviles a 5 GB o menos, mientras que para datos en torno a los 20 GB, el precio se eleva entre 10 y 15 euros más al mes.

Hasta el momento, la única reacción del Grupo MásMóvil a los combinados tan agresivos de sus competidores directos ha sido a través de una oferta muy similar, pero sólo disponible en momentos puntuales como contraoferta a quienes solicitaban portabilidad a algunos operadores de la competencia. Pero no ha habido una respuesta tajante por parte del Grupo, y el anuncio de que Orange impulsará las ofertas con fibra a través de marcas como Simyo y República Móvil en los próximos meses, debería hacer que MásMóvil haga movimientos al respecto más pronto que tarde.

Los datos ilimitados, más cerca de Pepephone o MásMóvil

Yoigo Gigas Infinitos

Yoigo fue el primer operador que hace ya dos años instauró la primera tarifa de datos ilimitada en España, pero algo restringida, al estar condicionada a la contratación de fibra, lo que la convertía en alternativa para quienes estuvieran dispuestos a pagar al menos 79 euros mensuales. Desde entonces, un año después Vodafone lanzó su artillería de tarifas ilimitadas, y más recientemente, Movistar y Orange hicieron lo propio con tarifas ilimitadas de sólo móvil disponibles desde 40 euros, o incluso desde 25 euros en promoción durante un año.

Ante la avalancha de tarifas con datos ilimitados, Yoigo se ha visto empujada a aplicarlos de manera automática a los clientes de sólo móvil que contaban con una tarifa de 40 GB o más, pero sólo en forma de promoción temporal durante dos meses. Una promoción que acaba el 30 de mayo, por lo que la esperada respuesta definitiva podría no tardar en darse a conocer.

Esta pasividad en quien nos tenía acostumbrados a llevar la iniciativa, podía explicarse porque la red móvil de Yoigo no cubre toda la población y necesita de acuerdos con Orange y Movistar para llegar a todos los rincones del país. Esa dependencia de la cobertura de terceros, podría haber sido trascendental a la hora de no extender las ilimitadas a las tarifas de sólo móvil por el riesgo de no acabar siendo rentables, pero su disponibilidad en Virgin hace que todo haya cambiado.

Dando por hecho que los datos ilimitados llegarán en breve a las tarifas de sólo móvil de Yoigo de manera definitiva, también sería de esperar que el Grupo MásMóvil extienda esta posibilidad a alguna de sus marcas low cost si quiere hacer frente a la ofensiva de Virgin telco y ganar parte del terreno perdido como el encargado de llevar la iniciativa.

Ante esta situación, Pepephone y MásMóvil podrían ser los siguientes OMVs en instaurar tarifas de datos ilimitadas, y que probablemente se situarían en torno a los precios marcados por Virgin dado el riesgo de la dependencia de la cobertura de otros operadores, y que oscilan aproximadamente entre 60 euros en combinación con fibra, y los 40 euros si se trata de sólo móvil.

Pero también hay que tener en cuenta las otras restricciones aparecidas con la llegada de las tarifas con gigas ilimitados. Algunas de ellas más esperadas, como la limitación de consumo en roaming dentro de la UE, y otras que más extendidas, como la limitación de la calidad de vídeo en streaming que vemos en Yoigo, Virgin, Jazztel, y en las tarifas más baratas de Vodafone y Orange.

Los precios de las ilimitadas más baratas oscilan aproximadamente entre 60 euros en combinación con fibra, y 40 euros con sólo móvil.

Si Pepephone o MásMóvil quieren ajustar el precio por debajo de lo ofertado en Virgin, quizás tengan que echar mano de restricciones en la calidad de vídeo u otras propuestas aún no exploradas en España, como sería ofrecer una holgada cantidad de gigas a alta velocidad y después reducciones de velocidad más amables con el uso que se suele hacer de internet en el smartphone.

Estará por ver si el Grupo MásMóvil apuesta por las ambiguas políticas de uso razonable, que generalmente pretenden impedir el uso de estas tarifas como alternativa a las conexiones de fibra, con no se sabe muy bien qué restricciones reales, o si optan por seguir aludiendo a viejos conceptos como calidad DVD (que siendo estrictos, se refieren a calidad en SD). Para esta ocasión, sería de agradecer que Yoigo recuperara el espíritu de "sin letra pequeña" de sus inicios y que aludía a una transparencia total de sus condiciones.

Los datos ilimitados de Vodafone, también en el punto de mira

Datos Ilimitados Vodafone Navidad 2019

Con Movistar y Orange recientemente posicionados con respecto a las tarifas de datos ilimitados y sus tarifas más económicas en torno a 40 y 37 euros respectivamente, queda por ver cómo responderá Vodafone, que también se espera que renueve sus tarifas de contrato en los próximos días.

Aunque Vodafone también cuenta actualmente con una tarifa de datos sin límites de velocidad ni de calidad del streaming de vídeo por 50 euros mensuales, el operador ofrece un total de tres versiones diferentes de tarifas con datos ilimitados que permiten ajustar el precio a cambio de reducir la velocidad de navegación.

Pero ninguno de los operadores rivales ha optado por estos límites de velocidad, por lo que también está por ver si Vodafone mantiene su estrategia para las modalidades más baratas, o la sustituye por otros conceptos como la restricción del tethering o la limitación en la calidad del vídeo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios