Publicidad

Las otras consecuencias de la crisis por coronavirus en las teleco: 5G retrasado, Virgin en espera y ¿adiós subidas de precio?
Mercado

Las otras consecuencias de la crisis por coronavirus en las teleco: 5G retrasado, Virgin en espera y ¿adiós subidas de precio?

Publicidad

Publicidad

Cumplimos la primera semana de cuarentena en España originada por la crisis del coronavirus y los efectos que está provocando en el sector de las telecomunicaciones se hace notar en diferentes campos. Portabilidades paralizadas, 5G que se retrasará, planes truncados de Virgin, atención al cliente bajo mínimos y promociones inesperadas son algunas de las primeras consecuencias.

OMVs pequeños, MásMóvil y Digi, los más perjudicados por la paralización de portabilidades

Una de las consecuencias más directas ha sido la paralización de las portabilidades móviles y fijas, que desde el año 2000 permite cambiar de operador manteniendo el mismo número de teléfono. Concretamente, en 2019 hicieron uso de la portabilidad una media mensual de 600.000 líneas móviles y 180.000 líneas de banda ancha fija.

Ante el estado de alarma en España decretado por el Gobierno, las portabilidades han sido bloqueadas temporalmente de manera que ningún usuario podrá iniciar un cambio de operador durante este periodo. Podrán darse de altas nuevas y se harán reparaciones, pero poco más.

El Gobierno busca minimizar el número de trabajadores necesarios para un sector crítico

La medida ha sido adoptada para evitar el habitual volumen de desplazamientos para la instalación de fibra y para frenar la afluencia de público en tiendas, minimizando así el número de trabajadores necesarios para atender a clientes o para preparar los envíos del material involucrado en los procesos de portabilidad online.

La paralización de la actividad en el sector de las telecomunicaciones afectará más negativamente a los operadores que más líneas han venido ganando en los últimos meses puesto que dejarán de recibir el aporte de líneas al que estaban acostumbrados y sus previsiones para el conjunto del año serán las más trastocadas.

Entre los operadores que más crecen, destacaron a lo largo de 2019 el Grupo MásMóvil y Digi, así que serán los perjudicados más directos, pero no los únicos. Muchos OMVs independientes de pequeño tamaño son más sensibles a este tipo de interrupciones.

Pero nadie se libra. Operadores tradicionales como Movistar, Vodafone y Orange, que podrían verse en parte aliviados por frenar puntualmente la sangría de clientes que vienen acumulando desde hace años, también sufrirán las consecuencias. Si tenían previsto seguir subiendo los precios, será un mal momento para volver a hacerlo durante una temporada, y esto puede trastocar muchos otros planes.

El 5G retrasará aún más su llegada

5G

Otras de las consecuencias ha sido la paralización de la última fase en la mudanza de canales de la TDT, que iba a dejar hueco al despliegue de 5G de cobertura más extensa y con mayor penetración en el interior de las viviendas y oficinas.

Con esta paralización será imposible cumplir los plazos estipulados por la UE para la disponibilidad del espectro en los 700 MHz ya que tampoco será posible realizar la subasta de espectro para los operadores a tiempo.

Aunque la disponibilidad de espectro en los 700 MHz no es indispensable para comenzar a desplegar 5G, Orange se resiste a hacerlo según lleva afirmando desde que Vodafone encendió su 5G. Y mientras tanto, tanto Movistar como MásMóvil reconocen abiertamente que no tienen prisa para la llegada de su 5G comercial mientras ningún otro operador de el paso.

Pero más allá de las intenciones exhibidas, los planes a medio y largo plazo de los operadores es posible que tengan que revisarse por la incertidumbre económica a la que nos lleva crisis del coronavirus. Por el momento, la disponibilidad de los derechos para la emisión del fútbol no podrá rentabilizarse como se esperaba y no es de extrañar que los usuarios intenten ajustar el pago de sus facturas en telefonía en todos los operadores.

Con estas previsiones, las inversiones en despliegue de redes de fibra y 5G es posible que tiendan a ralentizarse a no ser que el impulso del teletrabajo incentive el mantenerlas. Pero no parece que vaya a ser suficiente. El 80% de la población ya cuenta con acceso a redes de fibra y el 97% cuenta con acceso a un 4G que sigue dando la talla.

Otro indicativo por el que el 5G podría estar retrasando su llegada ha sido el parón informativo tras la cancelación del MWC de 2020. El que iba a ser el MWC del 5G ha trasladado algunas de las presentaciones previstas a entornos online, pero los operadores permanecen aletargados y apenas nos han contado algo de lo que tenían pensado anunciar en la feria mundial de móviles.

La incertidumbre sobre qué pasará Virgin

Virgin Mobile

Sin la posibilidad de realizar portabilidades, aunque se puedan dar altas nuevas, la presentación de nuevos operadores pierde fuerza y Virgin puede ser el gran damnificado. Después de meses hablando de su llegada, su inminente presentación para finales de marzo o comienzos de abril no sería de extrañar que se retrasase.

Por otro lado, Virgin ha adelantado que la televisión formará parte su oferta y si era de esperar que las marcas blancas de los grandes operadores ofrecieran una respuesta alternativa como la anunciada por Vodafone yu, la situación provocada por la crisis sanitaria también ha provocado que los contenidos de televisión de pago sean más accesibles para los usuarios que contaban con el servicio contratado.

De momento se trata de algunos canales de televisión premium que se añaden temporalmente de manera gratuita, pero algunos de ellos se quedarán de manera definitiva como ayer anunciaba Telefónica, así que es posible que haya más reacciones. Situación que podría hacer a Virgin virar su estrategia de lanzamiento para hacerla más atractiva.

Cómo afecta a los usuarios su relación con las teleco

En cuanto a las consecuencias para los usuarios, serán las derivadas de todo lo anterior. Temporalmente estará mermada la posibilidad de ahorro por la imposibilidad cambiar de operador manteniendo el mismo número pero se podrá seguir contratando nuevas líneas si necesitas de apoyo extra para conectarte a internet sin permanencia.

Al igual que se pide responsabilidad para contener cuanto antes la expansión del COVID-19, desde los operadores también piden responsabilidad para hacer uso de los servicios de atención al cliente, que se encuentran bajo mínimos, y se mantienen principalmente para la resolución de averías, realizar duplicados de SIM o facilitar la compra urgente de móviles en caso de extrema necesidad.

Los operadores además han pedido responsabilidad a los clientes a la hora de hacer uso de las redes fijas y móviles para garantizar que el teletrabajo pueda realizarse con total garantía. Contar con la red de fibra más extensa de Europa es toda una ventaja pero admiten que hay que cuidarla y no sólo es cuestión de que los operadores hayan acordado con el gobierno garantizar la conexión, sino de que todos los implicados, incluidos los grandes responsables del mayor consumo de banda ancha que están recortando la nitidez con la que vemos los contenidos de vídeo en streaming.

En el medio y largo plazo, es posible que los usuarios se libren de nuevas subidas de precios obligatorias como las aplicadas durante los últimos cinco años por los operadores con red, aunque también es posible que se tendrá que esperar más para poder acceder a la fibra o al 5G.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios