Publicidad

¿Qué esperamos de los operadores en 2016? Más megas, más fibra, más televisión y nuevas subidas
Mercado

¿Qué esperamos de los operadores en 2016? Más megas, más fibra, más televisión y nuevas subidas

Publicidad

Publicidad

No podemos decir que 2015 no haya sido un año entretenido en lo que a los operadores se refiere. Con la integración de ONO en Vodafone, la de Canal+ en Movistar y la de Jazztel en Orange (todavía en proceso) han sido estos tres junto con Yoigo, que dio a conocer la SinFin en marzo, los protagonistas del mercado, en detrimento de los virtuales.

Durante estos 12 meses también hemos visto como se rompía la tendencia a la baja de las tarifas, incluso llegando a subir en los grandes operadores, con la excusa de incluir más megas. Pero hoy, primer día del año, toca hacernos una pregunta: ¿qué nos traerán los operadores en 2016? Nuestra apuesta no va a ser arriesgada.

Subidas anunciadas, subidas que vienen

Subida precios

Lo primero que se encontrarán muchos usuarios con sus primeras facturas de 2016 son nuevas subidas de cuotas. Aunque no tocará el alquiler de línea, Movistar ya ha comunicado la subida de sus Fusiones (tres euros) y de sus tarifas móviles (un euro), a cambio de recibir más megas en las líneas móviles y más velocidad de subida en las conexiones fijas. A esas subidas también se sumarán al menos Euskaltel y telecable.

Pero además de las conocidas subidas, es de esperar que a lo largo del año sigamos viendo nuevas subidas de cuotas, con bastante disimulo. En 2015 ya hemos visto como se subían tarifas, con la excusa de ofrecer más servicios o directamente sin excusas, o como se presentaban nuevas tarifas que jubilaban tarifas más económicas.

Y es que al final, los operadores viven de sus ingresos y tras años en los que éstos se han visto mermados por el efecto de los virtuales, es hora de volver a recaudar. Durante el pasado año los principales operadores vieron como sus ingresos crecían, y para apuntalar esa tendencia es seguro que veremos de nuevo subidas y nuevas tarifas más caras que las que se jubilen.

Tarifas con más megas, ¿adiós a la reducción?

Velocidad

Además de servir como excusa para las subidas, es muy probable que veamos también nuevas tarifas que incorporen una mayor cantidad de megas. Es una demanda de los clientes, que ante el crecimiento del uso de las conexiones móviles necesitan cada vez más megas. Los operadores ya han ido cubriendo esa necesidad en 2015, con el incremento de los megas de algunas tarifas o bonos extra, pero sigue siendo poco para muchos.

También esperamos que nuevos operadores se apunten a intentar sustituir conexiones fijas por conexiones móviles, aprovechando el boom del 4G. Hasta ahora solo Orange apuesta claramente por este tipo de tarifas (tanto en su marca propia como en Amena), estando muy escondida la opción de Vodafone y siendo la de Movistar (con Hogar 3G) limitada en movilidad. Yoigo también podría aprovechar su aumento de cobertura propia para lanzar algo parecido, aunque ya son unos cuantos los que usan la SinFín con ese propósito.

Y lo que esperamos que no llegue, pero que siempre está en las quinielas, es el fin de la velocidad reducida. Los grandes operadores llevan años amenazando con ello, haciendo amagos que han acabado por estrangular por completo esa velocidad, empujando a los usuarios a contratar bonos extra o tarifas con más megas. Pero tras tocar suelo (la reducción a 16 kbps ya está presente en varios operadores) podríamos ver el fin definitivo de la reducción de velocidad.

Más fibra, pero pendientes de la CNMC

Fibra óptica

Por otro lado, en 2016 esperamos que los despliegues de fibra sigan, aunque su ritmo está en entredicho. Salvo Movistar, que ya ha amenazado con una ralentización de su despliegue, todos los operadores han prometido seguir con sus planes. Pero aunque lo nieguen, todos están pendientes de la importante decisión que tiene que tomar la CNMC, que llegará en escasas semanas.

El regulador obligará a Movistar a abrir su fibra a sus directos competidores, salvo en ciudades con tres o más redes de fibra o cable, pero nos falta por conocer el punto más importante de esa regulación: el precio de acceso. Si éste es poco atractivo o alto todo seguirá como hasta ahora, pero si no es así podríamos ver un preocupante menor ritmo de avance en los despliegues, que perjudicará a los que vivan lejos de grandes urbes.

Y recordemos que en este campo tendremos un nuevo actor este año: MÁSMÓV!L. El virtual comienza su andadura en la fibra con la red heredada de Jazztel (750.000 hogares en cobertura), que pretende hacer crecer 1.5 millones de hogares durante este año. Siempre es interesante recibir un nuevo competidor, pero con el tamaño de su red el efecto de su presencia se antoja escaso.

Televisión: una nueva guerra del fútbol

Balón

Y si en 2015 (sobre todo en su segunda parte) hablamos mucho de la televisión, en 2016 no habrá tregua. El 1 de febrero nacerá el nuevo canal generalista de Movistar, #0, y luego llegará un refuerzo muy importante a la oferta televisiva del operador: la Fórmula 1 en exclusiva. Quien la quiera ver no le quedará otra que contratar la tele de Movistar.

Respecto al fútbol, conocemos ya de sobra los precios y condiciones de acceso de esta temporada, pero la temporada 2016/2017 es una incógnita. Los derechos han quedado totalmente repartidos (el partidazo para Movistar, el resto de la jornada para Mediapro y la emisión en bares para Vodafone y Orange) por lo que los operadores están obligados a entenderse, si quieren ofrecer todo el fútbol dentro de su oferta.

Lo que a muchos nos gustaría, pero que seguimos dudando que lleguemos a ver, es que pudiésemos acceder a la oferta televisiva de cualquier operador sin tener nuestra conexión fija con ellos. Antes de que Movistar comprase Canal+ era posible contratar Yomvi, opción que desapareció con su integración en el operador. Por eso, el mercado televisivo se dinamizaría con creces de poder contratar la TV de cualquier operador, sea cual sea nuestra elección para el fijo.

¿Y los virtuales?

Hemos hablado de posibles subidas de precios, de tarifas con más megas, de más despliegues de fibra y peleas en torno a la televisión. Pero ¿dónde quedan los virtuales en todo esto? Su pelea es otra. En los datos de portabilidades de 2015 ya hemos visto como iban perdiendo fuelle, estando comandados además por segundas marcas de grandes operadores (Lowi y Simyo) en gran parte del año.

A estos operadores les queda pelear por las líneas que nunca se fusionarán, que tampoco son pocas (14 millones según Yoigo) pero es innegable que la llegada de la convergencia les ha relegado a un segundo plano. Los virtuales nunca podrán pelear en igualdad de condiciones por las tarifas con llamadas ilimitadas con muchos gigas (sus costes se lo impiden), aunque la no entrada en la pelea de precio de los grandes operadores les da un balón de oxigeno.

Más que nuevas rebajas del giga, es de esperar que veamos nuevos bonos de más datos, o el crecimiento de los existentes. Además, esperamos la llegada de la libre combinación de bonos de voz y datos y del 4G a más operadores. También estarán los OMVs pendientes de la regulación de la fibra de Movistar, que podría abrirles la puerta a la convergencia.

Esta es nuestra quiniela. 2016 tiene pinta de ser tan interesante o más que 2015, con los grandes operadores como protagonistas, aunque no se descartan sorpresas. Primera ronda de la batalla en menos de dos meses, en el Mobile World Congress.

Fotos | Tax Credits | Jimmy Brown | woodleywonderworks | Scott Calleja

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir