Publicidad

Los OMVs independientes más agresivos están en manos de Movistar y Orange, y son clave para la consolidación del mercado
Mercado

Los OMVs independientes más agresivos están en manos de Movistar y Orange, y son clave para la consolidación del mercado

Los rumores en torno a la fusión entre Vodafone y MásMóvil continúan una semana más a pesar de que oficialmente, los implicados siguen negándolo. La última vez, también esta misma semana, durante la presentación del servicio de telemedicina DoctorGo de Yoigo, Meinrad Spenger, aseguró que no habrá ninguna joint venture con Vodafone u otra operadora.

Pero los operadores se muestran abiertamente complacientes con la necesidad de una mayor concentración del mercado, que les permita rebajar la intensidad comercial y frenar el robo de clientes, para poder impulsar las inversiones necesarias para el despliegue de 5G.

Las consecuencias de la concentración cuando Ono y Jazztel fueron compradas por Vodafone y Orange respectivamente, fueron subidas de precios obligatorias y continuadas en las marcas premium de los operadores. Aunque eso tampoco impidió que los OMVs y las marcas más baratas siguieran haciéndose fuertes, hasta convertirse MásMóvil y Digi en los operadores que más crecen.

Pero los últimos datos de la CNMC indican un cierto desgaste en el ritmo de crecimiento del Grupo MásMóvil. Algo que podría deberse a tres factores: la mayor competencia de marcas rivales como Lowi, Simyo, O2 o Amena en los mismos rangos de precios, a que ahora Digi es uno de los principales referentes en bajos precios, y a que Virgin telco está irrumpiendo con fuerza con sus nuevas ofertas.

Euskaltel y Digi, candidatos a ser comprados

Tras Movistar, Orange, Vodafone y MásMóvil, hay varios operadores compitiendo por hacerse con los siguientes puestos en el ranking de operadores con más líneas, pero son Euskaltel y Digi los que más crecen, y por tanto, los principales candidatos a protagonistas en la consolidación del mercado que acecha.

Si la fusión entre Vodafone y MásMóvil sale adelante, habrá una parte de la red de fibra que estará duplicada, y previsiblemente sería vendida. Y algo similar ocurriría con la red móvil, donde el máximo de frecuencias establecido para cada operador, haría necesario que las bandas sobrantes fueran a parar a un operador que actualmente no tenga licencia para operar a nivel nacional.

Si Digi o Euskaltel no se hicieran con la fibra y el espectro sobrantes, o no se llevara a cabo la integración Vodafone/MásMóvil, podría facilitar que fueran los siguientes objetivos a ser comprados.

Con Digi desplegando su propia red de fibra, y con Euskaltel con frecuencias móviles en el País Vasco y un amplio despliegue de fibra en el norte de España, podrían estar interesados en los sobrantes de la fusión Vodafone/MásMóvil para convertirse en el nuevo cuarto gran operador.

Pero de momento, los despliegues propios de Digi y Euskaltel son muy escasos, por lo que cuentan con importantes acuerdos de cobertura con Movistar y Orange principalmente, que les permiten ofrecer sus servicios en todo el territorio con condiciones muy competitivas. A pesar del aumento de ingresos por servicios mayoristas que aportan los OMVs, dar demasiadas alas a un competidor también tiene sus riesgos por la pérdida de líneas que pueden ir a parar al rival.

Diferente estrategia con los OMVs a los que cobija cada operador

Operadores móviles y sus OMVs virtuales

En la tesitura de primar los ingresos mayoristas o los minoristas, vemos dos vertientes claramente marcadas. Vodafone siempre fue más reacio a facilitar las cosas OMVs bajo su red, aunque algo parece haber cambiado desde la llegada de finetwork y Oléphone.

En la misma línea, vemos que Yoigo da cobijo a un gran número de OMVs, pero la mayoría comparte tarifas, y ofrecen opciones similares a las de finetwork. Algunos de los OMVs bajo cobertura Yoigo y con tarifas casi idénticas son Oceans, mobilfree, Jiayumobile, Netllar, Ahí+, Avatel, Soymovil, Alterna, Cablemovil, Onsicom, Telmi, Avanza, telecomboutique, o Wichi entre otros.

En cambio Movistar y Orange han sido tradicionalmente más amables con los OMVs. Orange da cobijo a un gran número de virtuales y además parece estar dispuesto a alcanzar importantes acuerdos como los de MásMóvil y Euskaltel (Virgin telco), que previsiblemente cuentan con condiciones inmejorables.

Movistar es más modesto en el número de virtuales que cuelgan bajo su red, pero al igual que Orange, parece haber alcanzado importantes con acuerdos con Digi y ION mobile, que les permiten ofrecer hasta datos ilimitados y un precio medio por giga mínimo.

El quinto y sexto gran operador, bajo el mando de Movistar y Orange, de momento

El caso es que son Digi y Euskaltel, los operadores más agresivos, y los que más crecen mes a mes, mientras que Orange y Movistar han sido quienes más líneas pierden. Los anfitriones están siendo devorados por los invitados, al igual que estaba ocurriendo con MásMóvil.

Movistar y Orange, en parte, son los artífices de que Digi y Euskaltel se hayan convertido en compañeros incómodos, pero con la experiencia de MásMóvil, cuesta creer que no lo tuvieran previsto. Aunque, que dispongan de acuerdos de acceso a sus redes más o menos blindados, no parece que en el pasado haya sido una ventaja para una adquisición por uno de los operadores involucrados.

Quizás las cuentas no salgan como tenían previsto en el balance de ingresos mayoristas/minoristas debido al mayor peso de las ofertas low cost post pandemia, pero resulta extraño que alimenten a un posible depredador sin tener un as bajo la manga. Pase lo que pase entre Vodafone y MásMóvil, Euskaltel y Digi parecen ser los otros candidatos a ser integrados de algún modo por otro operador mayor. Quién iniciará y cuándo se encenderá la mecha de una nueva operación de consolidación del mercado sigue siendo una incógnita.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio